10 ejemplos de gratificación retrasada

La gratificación retrasada es la capacidad de sacrificar o posponer las recompensas inmediatas para lograr algo más gratificante en el futuro.

Esto nos permite conseguir mejores resultados a largo plazo y evitar impulsos potencialmente dañinos y contraproducentes.

La gratificación retrasada juega un papel importante en la motivación humana, especialmente en relación con los objetivos a largo plazo, que requieren constancia, autocontrol y concentración. Por lo tanto, aumenta las posibilidades de tener más éxito en su vida profesional y personal.

Los ejemplos de gratificación retrasada incluyen ir al gimnasio todos los días con la expectativa de tener más fuerza en unos meses y estudiar mucho ahora para obtener una recompensa después de la sesión de estudio.

La gratificación instantánea es lo opuesto a la gratificación retrasada. Ser incapaz de resistir el placer inmediato a menudo conduce a comportamientos impulsivos, lo que resulta en adicción, hábitos alimenticios poco saludables y toma de riesgos.

Índice()

    Definición de gratificación retrasada

    Ding et al. (2021) definen la gratificación retrasada como "La demora en la gratificación, una forma de autocontrol, es la capacidad de renunciar a las recompensas inmediatamente disponibles para obtener resultados de mayor valor en el futuro, que se desarrolla a lo largo de los años preescolares". (Ding et al., 2021).

    El concepto de gratificación retrasada se asocia con "fuerza de voluntad" y "disciplina". Ser persistente y orientado a objetivos puede ayudar a lograr resultados significativos.

    Uno de los principales beneficios de la gratificación retrasada es la capacidad de identificar lo que es realmente importante. Muchos éxitos extremadamente importantes en la vida, desde obtener un título hasta comprar una casa, requieren una carga inicial de trabajo arduo para obtener una recompensa en una fecha posterior.

    La capacidad de desarrollar la gratificación retrasada está influenciada por factores sociales y culturales. Por ejemplo, un estudio encontró que los niños en Japón tienen una mayor capacidad para retrasar la gratificación en comparación con los niños en los Estados Unidos (Yanaoka et al., 2022).

    10 ejemplos de gratificación retrasada

    1. Centrándose en el aprendizaje: El aprendizaje en sí mismo puede ser una tarea desalentadora y requiere un fuerte autocontrol y disciplina. Puede tomar años aprender un determinado conjunto de habilidades que le proporcionarán recompensas. Los estudiantes que son capaces de sacrificar recompensas inmediatas, como fiestas o juegos de video, y se enfocan en el aprendizaje tienden a tener un rendimiento académico más alto.
    2. Alimentación saludable: Comer un pastel u otros alimentos ricos en calorías es más placentero que comer alimentos saludables. Sin embargo, los hábitos alimenticios saludables se asocian con numerosos beneficios relacionados con la salud a largo plazo, como un menor riesgo de enfermedades cardiovasculares y un mejor bienestar general. No sorprende que la poca capacidad para retrasar la gratificación se asocie con mayores riesgos de obesidad (Caleza et al., 2016).
    3. Mejorar las habilidades profesionales: Si bien un individuo puede recibir nada por mejorar sus habilidades profesionales en una perspectiva a corto plazo, aumenta las posibilidades de lograr un mejor crecimiento y desarrollo profesional al crecer profesionalmente.
    4. Invertir dinero: Invertir en acciones y otros instrumentos financieros puede generar ganancias financieras significativas en un futuro lejano. A menudo, las personas tienen que esperar muchos años para recibir recompensas financieras sustanciales de las actividades de inversión.
    5. Ejercicio y actividad física: Despertarse por la mañana en lugar de dormir más o ir al gimnasio en lugar de ver Netflix es otro ejemplo de gratificación retrasada. Se requiere mucho tiempo, dedicación y esfuerzo para obtener el físico soñado o lograr otros resultados relacionados con el deporte.
    6. Abstenerse de compras impulsivas: La cultura consumista promueve la gratificación instantánea al estimular a las personas a comprar cosas que realmente no necesitan. Las compras impulsivas impiden que las personas ahorren dinero y lo gasten en cosas más valiosas y gratificantes.
    7. Evitar sustancias adictivas: La adicción se asocia con un control y una autodisciplina deficientes. Las sustancias adictivas son fuentes de placer instantáneo, y las personas que no pueden retrasar la gratificación corren un mayor riesgo de desarrollar adicción (Wulfert et al., 2002). Por el contrario, las personas que evitan las conductas adictivas suelen ser más productivas y consiguen mejores resultados.
    8. Disciplina y educación de los padres: Los padres a menudo aplican principios de gratificación retrasada para modificar el comportamiento de sus hijos. Dar un refrigerio para limpiar una habitación o comprar un regalo valioso para tener éxito en el aprendizaje son ejemplos de gratificación retrasada.
    9. Invertir tiempo en relaciones románticas: Establecer y mantener relaciones requiere muchos recursos personales y puede no ser tan gratificante como tener aventuras de una noche para obtener placer sexual instantáneo. Eventualmente, las relaciones sólidas y saludables pueden convertirse en una experiencia muy gratificante para ambos socios.
    10. Iniciar un negocio: Muchos empresarios destacados habían trabajado literalmente gratis durante años o incluso décadas antes de lograr resultados significativos. Steve Jobs comenzó a ensamblar computadoras en un garaje mientras Mark Zuckerberg trabajaba en su dormitorio. Centrarse en la gratificación retrasada es uno de los factores importantes que contribuyen al éxito en los negocios.

    Gratificación retrasada vs instantánea

    La principal diferencia entre la gratificación retrasada y la instantánea es que la gratificación retrasada se centra en el futuro, mientras que la gratificación instantánea requiere una satisfacción inmediata.

    Gratificación retrasada e implica crear un plan para el futuro, establecer metas, priorizar tareas y perseverar a pesar de los obstáculos.

    Aún así, la gratificación retrasada es un factor esencial para el éxito general en la vida. Ayuda a desarrollar el autocontrol, formar el carácter y lograr objetivos a largo plazo. Al mismo tiempo, la exposición repetida a la gratificación instantánea puede ser bastante peligrosa, ya que altera el equilibrio y conduce al desarrollo de un comportamiento impulsivo (Gao et al., 2021).

    Sin embargo, es un error decir que la gratificación instantánea debe evitarse a toda costa. Un enfoque inteligente para la gratificación instantánea puede proporcionar varios beneficios, como mejorar el estado de ánimo y aliviar el estrés.

    Beneficios de la gratificación retrasada

    La capacidad de retrasar la gratificación es una habilidad vital esencial. Proporciona numerosos beneficios y puede contribuir al éxito personal y profesional.

    Retrasar la gratificación puede ayudar a las personas a lograr mayores niveles de rendimiento académico, aumentar la autodisciplina, desarrollar mejores habilidades para resolver problemas, crecer profesionalmente y aprender a manejar el estrés y la ansiedad.

    1. Beneficios de Logro Académico

    Retrasar la gratificación se ha relacionado con un mejor rendimiento en el aula, ya que los niños que pueden resistir la tentación y concentrarse en las recompensas a largo plazo tienden a desempeñarse mejor académicamente que sus compañeros que se distraen fácilmente con la gratificación inmediata (Cheng & Catling, 2015).

    2. Crecimiento profesional y éxito financiero

    Desarrollar nuevas habilidades profesionales es muy importante en un entorno moderno y dinámico, pero requiere tiempo y esfuerzo para desarrollar estas habilidades.

    La gratificación retrasada ayuda a las personas a concentrarse en objetivos relacionados con la carrera a largo plazo y contribuye al desarrollo personal constante.

    La planificación financiera efectiva y el éxito financiero también están directamente asociados con la gratificación retrasada.

    Al ahorrar e invertir dinero, en lugar de gastarlo en placeres inmediatos, es más fácil alcanzar un estatus socioeconómico más alto.

    3. Control de impulsos, reducción de conductas de riesgo y disciplina

    Aprender esta habilidad también ayuda a las personas a desarrollar la autodisciplina y la capacidad de controlar sus impulsos.

    Las personas con una fuerte autodisciplina son más capaces de mantenerse enfocadas en sus metas y resistir las tentaciones a corto plazo que pueden desviarlas.

    Al retrasar la gratificación, las personas se concentran más en las tareas y actividades rutinarias necesarias para lograr el éxito.

    4. Habilidades de resolución de problemas y planificación

    La gratificación retrasada también ayuda a las personas a desarrollar habilidades para resolver problemas, ya que la resolución de problemas requiere que las personas piensen en diferentes opciones y consideren las posibles consecuencias de cada una antes de tomar una decisión.

    Practicar la gratificación retrasada ayuda a desarrollar la autoconciencia y la capacidad de reconocer cuándo una elección es beneficiosa o perjudicial para los objetivos a largo plazo.

    Mientras se esfuerzan por lograr objetivos importantes, las personas que retrasan la gratificación desarrollan mejores habilidades de planificación.

    Son capaces de identificar y establecer objetivos secundarios que conduzcan al logro del objetivo principal. Esto mejora las habilidades analíticas, así como la capacidad de identificar las estrategias más efectivas para alcanzar los objetivos.

    Conclusión

    La gratificación retrasada se refiere a la capacidad de resistir la tentación de una recompensa inmediata a cambio de un beneficio futuro mayor.

    Es una habilidad esencial para la vida que puede ayudar a las personas a lograr mayores niveles de rendimiento académico y crecimiento profesional, aumentar la autodisciplina y desarrollar mejores habilidades para resolver problemas.

    Al comprender y practicar la gratificación retrasada, las personas tienen la oportunidad no solo de beneficiarse a corto plazo, sino también de posicionarse para un mayor éxito en el futuro.

    Referencias

    Caleza, C., Yáñez-Vico, R, Mendoza, A e Iglesias-Linares, A. (2016). Obesidad infantil y comportamiento de gratificación retrasada: una revisión sistemática de estudios experimentales. El diario de pediatría 169: 201-207.

    Cheng, V. y Catling, J. (2015). El papel de la resiliencia retrasa la gratificación y el estrés en la predicción del rendimiento académico. Revisión de la enseñanza de la psicología, 21(1), 13-24.

    Ding, N., Frohnwieser, A., Miller, R. y Clayton, NS (2021). Esperando la mejor recompensa: Comparación del retraso de la gratificación en niños pequeños en dos culturas. Más uno, dieciséis(9), e0256966.

    Gao, Z., Wang, H., Lu, C., Lu, T., Froudist-Walsh, S., Chen, M., … & Sun, W. (2021). La base neural de la gratificación retrasada. Avances de la ciencia, 7(49), eabg6611.

    Mischel, W., Shoda, Y. y Rodríguez, ML (1989). Retraso de la gratificación en los niños. Ciencia, 244(4907), 933-938.

    Wulfert, E., Block, JA, Santa Ana, E., Rodríguez, ML y Colsman, M. (2002). Retraso de la gratificación: elecciones impulsivas y conductas problemáticas en la adolescencia temprana y tardía. diario de personalidad, 70(4), 533-552. Yanaoka, K., Michaelson, LE, Guild, RM, Dostart, G., Yonehiro, J., Saito, S. y Munakata, Y. (2022). Cruce de culturas: el poder del hábito para retrasar la gratificación. ciencia psicológica, 33(7), 1172-1181.


    cris

    Dr. Chris Drew es el fundador del Profesor Útil. Tiene un doctorado en educación y ha publicado más de 20 artículos en revistas académicas. Es el ex editor de Journal of Learning Development in Higher Education.


    Califica esta Publicación

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Usamos cookies Política de Cookies