19 ejemplos de respeto

El respeto implica tratar a los demás con cortesía y consideración, y ser consciente de sus sentimientos y necesidades.

En el lugar de trabajo, por ejemplo, los empleados que son respetuosos con sus colegas suelen ser más colaborativos y productivos. Los empleados respetuosos también tienen más probabilidades de crear un ambiente de trabajo positivo y de tener éxito en sus carreras.

Es por eso que algunos empleadores quieren que demuestres ejemplos de respeto en una entrevista o solicitud de empleo.

Ejemplos de respeto incluyen:

  • diciendo por favor y gracias
  • Esperando permiso para entrar a una habitación
  • Esperando en la fila
  • No interrumpir a los demás
  • Pedir perdón cuando te equivocas
  • no chismes
  • Tolerar las diferencias de opinión.
Índice()

    Ejemplos de respeto

    1. Decir por favor y gracias

    Decir por favor y gracias es una forma habitual de demostrar que respetas a las personas que te rodean. Si lo piensas bien, estas frases en realidad no tienen mucho significado por sí solas. Algunas sociedades ni siquiera dicen por favor y gracias tanto como nosotros.

    Es solo una forma en que la sociedad ha integrado los modales y la civilidad en la conversación pública. Pero también se puede argumentar que se ha vuelto tan habitual que no es realmente una señal de gratitud o respeto por las personas que te rodean, es solo un acto reflejo que nos han enseñado a hacer desde la infancia.

    2. Esperando el permiso para ingresar a una habitación

    Cuando era niño, recuerdo que mis maestros siempre me decían que tenía que esperar fuera del salón de clases y que tenía que obtener permiso para entrar.

    Para los niños, esto era probablemente para asegurarse de que no se hicieran daño en una habitación sin supervisión.

    Pero para los adultos, es porque necesitamos respetar la privacidad de otras personas. Esperar el permiso les da a las personas la oportunidad de asegurarse de que sus bienes privados estén almacenados, e incluso de que tengan la oportunidad de asegurarse de que su espacio esté limpio y listo para los invitados antes de que ingrese.

    3. Esperando en la fila

    Esperar en fila, o cola, es respetuoso porque demuestra que entiendes que las personas que llegaron antes que tú tienen derecho a recibir el servicio primero. Esta es una convención muy importante en el Reino Unido y se le puede considerar descortés si no se para cortésmente en la cola.

    En otras culturas, la gente tiende a no ser tan paciente (me di cuenta cuando me mudé a Norteamérica que las colas eran menos respetadas, por ejemplo). Pero esperar en la fila sigue siendo una convención importante de una forma u otra en la mayoría de las culturas.

    4. No interrumpir a los demás

    Se considera de mala educación interrumpir a alguien a mitad de una oración. Se espera que esperemos pacientemente a que las personas completen su pensamiento antes de responder. En cambio, lo más educado que puedes hacer es asentir con la cabeza, sonreír y hacer contacto visual para demostrar que estás escuchando.

    A veces verá moderadores interrumpiendo a la gente en la televisión o en los debates. En estos casos, pueden salirse con la suya sin ser irrespetuosos. Esto se debe a que es su trabajo asegurarse de que todos tengan el tiempo asignado para hablar, que no se desvíen del tema y que la discusión se complete en el espacio de tiempo asignado.

    Para el resto de nosotros, ¡tendremos que esperar pacientemente y escuchar antes de responder!

    5. Pedir perdón cuando estas equivocado

    Pedir perdón cuando te equivocas es una indicación para las personas de que las respetas a ellas y a sus sentimientos. También es un signo de humildad y la capacidad de asumir la responsabilidad de uno mismo.

    Sin embargo, a algunas personas les resulta difícil pedir perdón. A menudo, las personas lo ven como un signo de debilidad o simplemente no pueden experimentar la emoción de la contrición. En realidad, disculparse demuestra una gran inteligencia emocional y madurez.

    Al igual que con muchos ejemplos de respeto, el concepto detrás de pedir perdón nos devuelve a la regla de oro de “haz con los demás lo que te gustaría que te hicieran a ti mismo”. Nos gustaría que las personas que nos han lastimado se disculpen, por lo que también debemos disculparnos cuando sea necesario.

    6. Evitar las humillaciones o el sarcasmo

    Las humillaciones y el sarcasmo son dos signos de falta de respeto. Una humillación es un insulto que hace que alguien se sienta peor consigo mismo, resalta sus debilidades o hiere intencionalmente sus sentimientos. El sarcasmo es similar. Implica hacer comentarios sarcásticos e irónicos que están diseñados para hacer que las personas se sientan mal consigo mismas.

    Una persona respetuosa no haría esto. Incluso cuando están cerca de personas que no les agradan, evitarán hacer comentarios hirientes. En su lugar, seguirían la regla "si no tienes nada bueno que decir, no digas nada en absoluto".

    7. No reírse de la desgracia de los demás

    Los ejemplos de desgracia pueden incluir si alguien se cae, si no pasa un examen o si pierde dinero de alguna manera.

    Cuando te ríes de su desgracia, les estás haciendo sentir mal consigo mismos. Tenemos un modismo "no patees a la gente cuando están deprimidos" que se refiere a este concepto. Simplemente, significa que cuando alguien está sufriendo, ¡no le hagas más daño!

    Por lo tanto, una persona respetuosa tendrá en cuenta los sentimientos de otra persona y mostrará compasión y comprensión en lugar de causar daño con sus palabras.

    8. No hacer Suposiciones

    Hacer suposiciones es una falta de respeto porque no te estás tomando el tiempo para entender la opinión o perspectiva de otra persona. Las suposiciones también pueden estar equivocadas y herir los sentimientos.

    Por ejemplo, si asumes que alguien es perezoso porque no quiere hacer una determinada tarea, es posible que te equivoques. Es posible que tengan otros compromisos que sean más importantes para ellos o que no se sientan bien.

    Las suposiciones también conducen a la creación de estereotipos, que es cuando hacemos juicios sobre las personas en función de nuestras nociones preconcebidas. Esto es injusto para la persona porque es un individuo, no un tipo.

    Para ser respetuoso, es importante evitar hacer suposiciones y, en cambio, tomarse el tiempo para conocer a alguien antes de emitir un juicio.

    9. No chismear

    Los chismes ocurren cuando hablas de otras personas a sus espaldas. Es una forma de falta de respeto porque implica hablar de otra persona en forma negativa. Peor aún, lo estás haciendo cuando no están presentes para que no puedan defenderse.

    Chismear es dañino porque puede difundir información falsa o puede herir los sentimientos de las personas. También es un signo de baja inteligencia emocional porque suele surgir de discusiones mezquinas y celos.

    Una persona respetuosa evita los chismes y, en cambio, elige hablar de las personas de manera positiva o no hablar en absoluto.

    10. Escuchar los puntos de vista de los demás

    Una persona respetuosa siempre escuchará las opiniones de los demás. Considere a una persona que no escucha los puntos de vista de otras personas: se atascará en sus caminos e ignorará a otras personas, incluso si otras personas tienen puntos de vista válidos.

    ¡Este tipo de persona tampoco haría muchos amigos!

    Por otro lado, al escuchar los puntos de vista de otras personas, puedes obtener una nueva perspectiva o punto de vista. Además, demuestra respeto por los pensamientos y sentimientos de la otra persona.

    Además, escuchar te permite construir mejores relaciones con los demás porque demuestra que te preocupas por lo que tienen que decir.

    11. Mostrar consideración por los demás

    Consideración significa pensar en otra persona y tenerla en cuenta cuando interactúas con esa persona.

    Por ejemplo, si estás en una biblioteca, debes mostrar consideración por otras personas que están estudiando y leyendo. Un usuario respetuoso de la biblioteca será considerado con los lectores a su alrededor tratando de no hablar demasiado alto o interrumpirlos de manera grosera.

    Por el contrario, una persona desconsiderada en la biblioteca haría mucho ruido y frustraría a las personas a su alrededor. Claramente, esto faltas de respeto todos los demás y les niega el derecho a usar la biblioteca en paz.

    12. Tolerar las creencias y costumbres de los demás

    Una persona respetuosa acepta que las personas tienen creencias y costumbres diferentes. Incluso si no están de acuerdo con estas creencias, o las encuentran extrañas o ridículas, respetarán el derecho de la otra persona a creer lo que quieran.

    Por ejemplo, un ateo podría no entender por qué alguien creería en un dios. Sin embargo, aún respetarían el derecho de la otra persona a tener esta creencia.

    Tolerar las creencias de los demás también implica tener la mente abierta. Esto significa que está dispuesto a escuchar y comprender las perspectivas de otras personas, incluso si no está de acuerdo con ellas.

    13. Dar el beneficio de la duda

    El beneficio de la duda es cuando le das a alguien la oportunidad de explicarse antes de emitir un juicio. Es importante hacer esto porque demuestra que los respetas a ellos y a su opinión.

    Dar a las personas el beneficio de la duda también le permite recopilar más información antes de tomar una decisión. Para Por ejemplo, si tu amigo parece molesto contigo, puedes darle el beneficio de la duda y hablar con él para determinar qué es lo que está mal.

    Esto también ayuda a prevenir prejuicios y estereotipos.

    En resumen, otorgar a las personas el beneficio de la duda demuestra que reconoce su derecho a una audiencia justa.

    14. No apresurarse a juzgar

    A menudo tenemos sesgos inconscientes que nos llevan a juzgar injustamente a otras personas. ¡Es posible que ni siquiera te des cuenta de que lo estás haciendo!

    Cuando conozcas a alguien nuevo, trata de no sacar conclusiones precipitadas sobre ellos de inmediato. En su lugar, tómese el tiempo para conocerlos mejor. De esta manera, puede evitar emitir un juicio demasiado rápido.

    Hay un concepto en psicología llamado heurística que explica esto. Implica tomar atajos mentales que pueden ayudarlo a pensar más rápido, pero que a menudo conducen a un mal comportamiento (y, en nuestro caso, irrespetuoso). Por ejemplo, una heurística afectiva implica tomar decisiones basadas en la emoción en lugar de pensar lógicamente en una situación.

    15. Escuchar atentamente

    Escuchar es una parte clave de mostrar respeto. Escuchar atentamente significa prestar toda tu atención a la otra persona y tratar de comprender su punto de vista.

    Puede ser fácil distraerse cuando alguien más está hablando. Sin embargo, es importante tratar de concentrarse en lo que dice para que realmente pueda comprender su perspectiva.

    Una forma en que puede mejorar sus habilidades de escucha es mediante el uso de estrategias de escucha activa. Los ejemplos de estrategias de escucha activa incluyen hacer contacto visual, asentir con la cabeza y parafrasear lo que ha dicho la otra persona.

    16. No criticar a las personas en su propia casa

    Cuando eres un invitado en la casa de alguien, es importante respetar sus reglas y costumbres. Por ejemplo, si les gusta rezar antes de comer, es una falta de respeto reírse de ellos por hacerlo.

    También es importante no criticar la forma en que manejan su hogar. Recuerde, usted es un invitado en su casa y tiene derecho a hacer las cosas a su manera.

    También suele ser respetuoso tratar de ajustarse a sus requisitos y forma de hacer las cosas en su casa a menos que contravenga su ética.

    17. Ser paciente con la gente

    ¡La paciencia es una virtud! Mostrar paciencia hacia los demás es una señal de respeto.

    Puede ser difícil ser paciente, especialmente cuando alguien está haciendo algo con lo que no estás de acuerdo. Sin embargo, es importante recordar que cada uno tiene su forma de hacer las cosas y que todos nos movemos a nuestro propio ritmo.

    La paciencia como ejemplo de respeto puede ocurrir en una reunión de personal. Alguien podría dar un paso al frente y presentar un argumento con el que no estés de acuerdo. A pesar de su desacuerdo, puede decidir ser respetuoso y escucharlos, escuchar su lógica y tratar de considerar su posición sobre el tema.

    18. No hablar mal de los muertos

    Incluso si no te gustaba la persona cuando estaba viva, es importante respetarla después de que haya fallecido. Esto se debe a que es probable que sus familiares y amigos estén afligidos y no necesitan que usted aumente su dolor.

    Cuando alguien muere, es educado ofrecer sus condolencias a su familia y amigos.

    Otra razón para no hablar mal de los muertos es que no tienen oportunidad de defenderse. Por lo tanto, se considera respetuoso dejar que los muertos descansen en paz y no continuar con las disputas que tuviste con ellos.

    19. Mostrar gratitud

    Cuando estás agradecido por lo que alguien ha hecho por ti, demuestra que lo aprecias.

    Es importante decir “gracias” cuando alguien hace algo por ti, aunque sea algo pequeño. Por ejemplo, si alguien le abre la puerta, asegúrese de decir "gracias".

    Decir “por favor” y “gracias” son ejemplos comunes de mostrar respeto.

    Otras Habilidades de Empleabilidad

    Conclusión

    En última instancia, el respeto se trata de crear una atmósfera de confianza y comprensión mutua. Cuando tratamos a los demás con respeto, no solo los hacemos sentir valorados, sino que también sentamos las bases para relaciones positivas y productivas.

    Si se le pide que muestre ejemplos de respeto en una entrevista de trabajo, recuerde concentrarse en su capacidad para escuchar con atención, ser paciente y mostrar gratitud. Al demostrar estas cualidades, demostrará su respeto y resaltará su idoneidad para el trabajo.

    Califica esta Publicación

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir

    Usamos cookies Política de Cookies