10 ejemplos de inteligencia interpersonal (más pros y contras)

La inteligencia interpersonal se refiere a la capacidad de comprender, comunicarse y desarrollar relaciones armoniosas con otros seres humanos.

Las personas con altos niveles de inteligencia interpersonal pueden ser sensibles al estado de ánimo y las motivaciones de los demás y, a menudo, muestran compasión y amabilidad.

La inteligencia interpersonal es uno de los 8 tipos de inteligencias múltiples de Gardner.

Ejemplos de personas famosas con inteligencia interpersonal incluyen a Mahatma Gandhi, Oprah Winfrey y Eleanor Roosevelt.

Las personas con este tipo de inteligencia son buenos líderes cuando motivar a los demás es vital. A veces trabajan en la profesión de la salud mental u otras ocupaciones en las que es importante poder entender y trabajar bien con otras personas.

Índice()

    Ejemplos de inteligencia interpersonal

    1. Ser fácil de hablar

    ¿Alguna vez has conocido a alguien con quien es tan fácil hablar que nunca hay una pausa en la conversación?

    Por supuesto que se necesitan dos, así que podríamos estar hablando de ti, pero en este ejemplo centrémonos en la otra persona. Algunas personas simplemente tienen una manera de llevarse bien con los demás. Son grandes conversadores.

    Comience a hablar sobre cualquier tema bajo el sol, y ellos pueden intervenir sin esfuerzo. Las palabras parecen fluir directamente de su mente a sus cuerdas vocales. Nunca tartamudean ni tartamudean ni tienen problemas para pensar qué decir. Este es uno de los atributos clave de alguien con mucha inteligencia interpersonal. Son grandes comunicadores.

    2. Ser bueno en la gestión de conflictos

    Ser capaz de intervenir en medio de una discusión puede ser un movimiento valiente. Cuando las personas no están de acuerdo sobre algo serio, o al menos sobre algo que creen que es serio, los ánimos pueden calentarse bastante.

    Por eso es bueno tener cerca a alguien que tenga buenas habilidades de manejo de conflictos. Este tipo de persona puede entender el punto de vista de cada parte y demostrar que es respetuoso con esas opiniones.

    Cuando puede tener en cuenta la perspectiva de cada persona, es un poco más fácil encontrar un término medio en el que todos puedan estar de acuerdo. Puede que no sea fácil, pero una persona con un alto nivel de inteligencia interpersonal es el tipo perfecto de persona para ayudar a otros a resolver desacuerdos.

    3. Ser bueno en el trabajo en equipo

    Algunas personas juegan bien con otras y otras no. Ser capaz de colaborar con colegas es una habilidad muy valorada en muchas oficinas.

    Casi todos los proyectos requieren la contribución de varias personas; algunos esfuerzos en realidad requieren las contribuciones de docenas de equipos de trabajo durante un período prolongado de tiempo. Cada equipo tiene que funcionar lo suficientemente bien como para completar sus tareas a tiempo.

    Un individuo con inteligencia interpersonal es muy bueno para trabajar con otros. Pueden leer el estado de ánimo de las personas y ajustar su tono y comentarios en consecuencia. A veces, leer el estado de ánimo de alguien significa no decir nada en absoluto. Todo esto contribuye en gran medida a ayudar al equipo a trabajar de manera eficiente.

    4. Ser bueno para hablar en público

    Las personas con un alto nivel de inteligencia interpersonal pueden ser muy buenos oradores públicos.

    En primer lugar, se sienten cómodos con otras personas y, debido a que generalmente tienen éxito al interactuar con los demás, se muestran confiados. Eso es importante cuando se para frente a una audiencia.

    La inteligencia interpersonal también se asocia con las habilidades verbales y la inteligencia emocional. Entonces, mientras hablan, pueden leer a la audiencia y ajustar sus comentarios en consecuencia. Sus habilidades verbales generalmente se traducen en elegir las palabras correctas que la audiencia encontrará interesantes e incluso inspiradoras. En términos generales, un buen orador público está demostrando inteligencia interpersonal.

    Ejemplos de trabajos para personas con inteligencia interpersonal

    5. Presentador de un programa de entrevistas

    Ser presentador de un programa de entrevistas es un gran trabajo para una persona que está muy orientada a las personas. Debido a que son buenos comunicadores y tienen inteligencia interpersonal, pueden interactuar con el invitado y la audiencia simultáneamente, manteniéndolos cautivados e involucrados en la conversación.

    Un buen presentador de un programa de entrevistas puede leer las emociones de sus invitados al instante y saber exactamente qué decir y hacer para que se sientan a gusto. Un invitado puede ponerse muy nervioso al aparecer en un programa de televisión, por lo que necesita un presentador que pueda hacerlo reír y sentirse cómodo.

    La audiencia quiere saber más sobre el invitado y eso nunca sucederá a menos que el anfitrión logre que se relaje y se abra. Por lo tanto, un presentador de un programa de entrevistas debe poseer inteligencia interpersonal en abundancia.

    6. Evento MC

    MC significa maestro de ceremonias. Esta es una persona que desempeña el papel de anfitrión oficial de un evento de algún tipo. Este evento podría ser una recaudación de fondos benéfica, una presentación en el escenario, una entrega de premios o incluso ciertos tipos de fiestas de celebridades.

    Su principal responsabilidad es presentar a los oradores, hacer anuncios, tal vez hacer algunas bromas para mantener a la audiencia entretenida y comprometida, y mantener la agenda fluyendo sin problemas.

    Esto significa que el MC debe poseer todos los atributos clave de una persona con inteligencia interpersonal: buen comunicador, buen lector de personas, confiado y humorístico al interactuar con los demás. Es probable que también necesiten buenas habilidades de inteligencia lingüística.

    7. Consejero de Salud Mental

    Hay muchos tipos de consejeros: consejeros escolares que tratan de ayudar a los estudiantes a desempeñarse mejor en la escuela, consejeros matrimoniales que tratan de ayudar a las parejas a llevarse mejor y consejeros de desarrollo juvenil que tratan de ayudar a los adolescentes a lidiar con problemas familiares difíciles.

    Todos tienen al menos una característica en común: alta inteligencia interpersonal. Las personas en estas profesiones tienen un fuerte sentido de compasión y empatía por los demás que están luchando en la vida. Sienten un impulso natural de querer ayudar.

    Debido a que son buenos para comprender las emociones y la perspectiva de otras personas, pueden relacionarse con sus experiencias y tener la capacitación profesional necesaria para ofrecer sugerencias sobre cómo sobrellevar la situación. Son buenos comunicadores, por lo que cuando ofrecen ese consejo, será persuasivo e incluso motivador.

    8. Socialité

    Una socialité es alguien que pasa gran parte de su tiempo asistiendo a eventos sociales, como desfiles de moda, actividades de recaudación de fondos u otras reuniones que involucran a una clase social más alta. Y sí, ser socialité es un trabajo; es solo uno que no paga, principalmente porque la mayoría de las personas de la alta sociedad provienen de un entorno rico o están casadas con uno.

    Hoy en día, el término "socialité" ha adquirido un significado adicional en la cultura popular. En la era de Tik Tok, Instagram y Twitter, los “influencers” han adoptado muchas de las mismas características que una persona de la alta sociedad debido a su estilo de vida vibrante y activo.

    Mezclarse con los demás y ser capaz de conversar sobre el arte y las cosas buenas de la vida requiere un cierto grado de habilidades sociales. Uno debe ser capaz de comunicarse con los demás de manera fluida y segura. Ayuda tener una buena lectura de las personas para que uno pueda adaptarse a cada persona en una función social sin problemas y con gracia. Estos son los atributos de la inteligencia interpersonal.

    9. director ejecutivo

    El puesto de director ejecutivo conlleva una gran responsabilidad. El éxito o el fracaso de toda una empresa puede estar en sus manos y en su capacidad para liderar a otros. Como los académicos han aprendido al estudiar a los directores ejecutivos, existen muchos tipos de estilos de liderazgo.

    Si bien algunos de esos estilos implican ser bueno para tomar decisiones basadas en datos y realizar análisis complejos y racionales, otros estilos de liderazgo se centran más en las personas.

    Por ejemplo, el estilo de liderazgo visionario implica la capacidad de comunicar una visión y persuadir a otros para que la sigan. El líder carismático es especialmente bueno para inspirar a las personas a sobresalir y superar desafíos que nunca antes creyeron posibles.

    Ambos estilos de liderazgo requieren altos niveles de inteligencia interpersonal.

    10. Político

    Para convencer a mucha gente de que vote por ti en una campaña política se necesita inteligencia interpersonal. Primero, tienes que ser un buen comunicador. Es necesario hablar en público y en privado, de manera convincente. Eso significa tener confianza y saber exactamente las palabras correctas para decir que atraerán a los demás.

    Esos "otros" pueden incluir una amplia gama de personalidades. Cada uno de ellos será diferente, con diferentes puntos de vista y temperamentos, y provendrá de todos los ámbitos de la vida. Ser capaz de leer a cada persona y modificar el estilo de comunicación y la lógica de uno para que coincida con todas esas variaciones requiere una gran cantidad de inteligencia interpersonal.

    Muy pocas personas que carezcan de "inteligencia de personas" llegarán muy lejos en la arena política.

    Ventajas de la inteligencia interpersonal

    1. El regalo de Gab

    El don de la elocuencia es la capacidad de hablar con facilidad y confianza de una manera que hace que las personas quieran escucharte.

    Una persona con este talento tiene un poder sobre las palabras que parece brotar sin esfuerzo. Su habla es fluida, constante y coherente. Parecen saber mucho sobre todo y no tienen problemas para sonar convincentes.

    Esta es una gran ventaja en un mundo que depende tanto de la comunicación. Las personas con inteligencia interpersonal a menudo son excelentes comunicadores y tienen altas habilidades verbales que les facilitan hablar con los demás.

    2. Inteligencia emocional

    Gardner no tuvo ningún problema en reconocer las similitudes entre la inteligencia interpersonal y la inteligencia emocional.

    Las dos construcciones tienen varios atributos superpuestos. Por ejemplo, ambos contienen la capacidad de leer las expresiones faciales y el comportamiento no verbal de los demás. Ambos tipos de inteligencia implican la comprensión profunda de cómo se sienten otras personas y ver su punto de vista.

    Entonces, las personas con inteligencia interpersonal también tienen inteligencia emocional. Eso significa que pueden entender más fácilmente y llevarse bien con los demás. Eso paga dividendos en el trabajo y en las relaciones personales.

    Contras de la inteligencia interpersonal

    1. Puede que tengas demasiada empatía

    Al principio, podría pensar que tener inteligencia interpersonal es tan bueno que lo que en el mundo podría ser desventajoso al respecto.

    Bueno, siempre hay dos caras en una moneda y la inteligencia interpersonal no es una excepción.

    La principal dificultad de tener un nivel muy alto de inteligencia interpersonal es que puede hacer que una persona tenga demasiada empatía.

    Por ejemplo, cuando se trata de tomar una decisión sobre un dilema moral que involucra a múltiples partes, una persona con inteligencia interpersonal puede perderse en una especie de lucha interna que le dificulta encontrar una solución.

    Pueden ver tan bien los pros y los contras del rol de cada persona que les resulta difícil ser resolutivos en un sentido u otro.

    2. Puede distraerse fácilmente

    Estar muy orientado a las personas puede hacer que sea difícil mantenerse concentrado en la tarea. En lugar de concentrarse en hacer su trabajo o leer, las personas con inteligencia interpersonal pueden distraerse fácilmente.

    Quieren saber qué están haciendo los demás.

    Puede ver un gran ejemplo de esto en un aula de jardín de infantes. Si bien la mayoría de los estudiantes están completamente inmersos en su página para colorear, puede haber una niña (o niño) que siempre está mirando lo que hacen los demás. Pueden levantarse y caminar hacia varios compañeros de clase para verlos mejor y hacer algunos comentarios.

    En un entorno de oficina, puede haber algunos empleados que pasan mucho tiempo hablando con otros y mirando constantemente alrededor de la oficina para ver qué están haciendo sus colegas. En lugar de centrarse en las tareas, simplemente no pueden evitar preguntarse qué están haciendo los demás.

    Referencias

    Gardner, H. (1983). Estados de ánimo: La teoría de las inteligencias múltiples. Nueva York: Libros básicos.

    Goleman, D., Boyatzis, R. y McKee, A. (2002). Liderazgo primordial: Darse cuenta del poder de la inteligencia emocional. Prensa de la Escuela de Negocios de Harvard, Boston.

    Papa, VT y Kline, WB (1999). Las características personales de los consejeros efectivos: lo que piensan 10 expertos. Informes Psicológicos, 84(3 punto 2), 1339–1344. https://doi.org/10.2466/pr0.1999.84.3c.1339

    Wheeler PA (2005). La importancia de las habilidades interpersonales. La inteligencia emocional impacta significativamente el éxito del liderazgo y el resultado final. Ejecutivo de Salud, 20(1), 44–45.

    Schutte, NS, Malouff, JM, Bobik, C., Coston, TD, Greeson, C., Jedlicka, C., Rhodes, E. y Wendorf, G. (2001). Inteligencia emocional y relaciones interpersonales. La Revista de Psicología Social, 141(4), 523–536. https://doi.org/10.1080/00224540109600569

    Silberman, M. (2001). Desarrollar la inteligencia interpersonal en el lugar de trabajo. Formación Industrial y Comercial, 33(7). 266-270. https://doi.org/10.1108/EUM0000000006003

    Califica esta Publicación

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Usamos cookies Política de Cookies