20 pruebas estandarizadas pros y contras

Las pruebas estandarizadas son pruebas que requieren que cada estudiante responda el mismo conjunto de preguntas "estándar" y se califican de manera uniforme y consistente. Las pruebas estándar han sido un tema de debate para muchos padres, estudiantes y escuelas.

Las preocupaciones sobre las pruebas estandarizadas van desde cuán confiables son para reflejar las habilidades de los estudiantes hasta cómo podrían tener impactos negativos potenciales en los estudiantes que pueden tener conocimientos pero que luchan con entornos de prueba de alto riesgo.

Aún así, hay ventajas en las pruebas estandarizadas. Las pruebas estandarizadas pueden ser inmensamente útiles para obtener un pulso sobre la calidad del plan de estudios y si cumple con las metas y objetivos de aprendizaje específicos. Las pruebas estandarizadas también ayudan a señalar áreas de mejora en la educación y enfatizan aspectos de la educación de los estudiantes que podrían faltar.

Hay muchas razones legítimas para estar a favor de las pruebas estandarizadas, así como razones para estar en contra. Repasemos los 20 principales pros y contras de las pruebas estandarizadas para que pueda decidir por sí mismo si está a favor o en contra de las pruebas estandarizadas.

Índice()

    Resumen: ¿Las pruebas estandarizadas son buenas o malas?

    Ventajas de las pruebas estandarizadas Contras de las pruebas estandarizadas
    PRO: Permiten a las escuelas seguir el progreso de los estudiantes. ESTAFA: Una sola prueba no puede decir suficientemente el conocimiento de un estudiante. Si el estudiante tiene un mal día, ¡se queda con ellos!
    PRO: Ayudan a los profesores a identificar áreas de mejora. ESTAFA: Las pruebas estandarizadas causan estrés y ansiedad en los niños.
    PRO: Ayudan a que las escuelas rindan cuentas a los legisladores. ESTAFA: Los maestros 'enseñan para el examen', lo que conduce a un método de enseñanza de aprendizaje memorístico de menor calidad.
    PRO: La uniformidad de las pruebas minimiza el sesgo de los marcadores. ESTAFA: Los malos resultados en las pruebas pueden conducir a una baja autoestima de los estudiantes
    PRO: La clasificación es eficiente porque se puede hacer con máquinas. ESTAFA: Los puntajes bajos en una sola prueba de alto riesgo pueden impedir que ingrese a una buena universidad.
    PRO: Todos los estudiantes toman la misma prueba que permite comparaciones justas. ESTAFA: Las pruebas estandarizadas privilegian a los estudiantes blancos de clase media que históricamente saben cómo 'jugar el juego' de las pruebas estandarizadas mejor que las minorías.
    PRO: Los puntajes de las pruebas son objetivos y no ambiguos ni subjetivos. ESTAFA: Las pruebas estandarizadas no pueden satisfacer de manera efectiva todos los estilos de aprendizaje.
    PRO: Tener próximas pruebas que comparen a los estudiantes puede motivar a los estudiantes a estudiar mucho. ESTAFA: Un solo puntaje de prueba no proporciona una descripción general completa de las habilidades y el valor de un estudiante.
    PRO: Las pruebas estandarizadas son consistentes en todas las escuelas y sistemas, lo que mantiene al día a todos los maestros de todo el país. ESTAFA: Los estudiantes aprenden para el examen, lo que significa que ignorarán cualquier información u oportunidad de aprendizaje que no forme parte del próximo examen.
    PRO: Las pruebas estandarizadas alientan a los estudiantes a adquirir hábitos de estudio que los preparen bien para la universidad. ESTAFA: La puntuación de un examen no indica preparación para la universidad. Por ejemplo, la resiliencia y la automotivación son factores importantes que no se prueban.

    Ventajas de las pruebas estandarizadas

    1. Te ayudan a seguir el progreso de la educación

    Las escuelas necesitan métricas que puedan usar de manera confiable para evaluar el progreso de los estudiantes y ver si los maestros están implementando con éxito el plan de estudios. Las pruebas estandarizadas brindan una forma para que las juntas escolares y los organismos reguladores determinen si se están cumpliendo los objetivos de aprendizaje de acuerdo con el nivel de grado.

    Administrar pruebas estandarizadas anualmente también ayuda a formar un análisis año tras año del progreso realizado e introduce puntos de referencia a partir de los cuales las juntas escolares pueden evaluar si se han desviado o superado el promedio existente de educación que se imparte. Es importante que las escuelas puedan comparar su desempeño académico entre años, y las pruebas estandarizadas son una forma confiable de hacerlo.

    2. Te ayudan a identificar áreas de mejora

    Las pruebas estandarizadas arrojan luz sobre las áreas del plan de estudios que faltan y se pueden utilizar para formular planes educativos para mejorar esas áreas. Por ejemplo, si las pruebas estandarizadas dentro de una escuela mostraron que los resultados promedio de las pruebas en matemáticas estaban por debajo del nivel de grado, esto es útil para que esa escuela sepa que necesita mejorar su plan de estudios y enseñanza de matemáticas.

    Las escuelas necesitan comprender si están cumpliendo con sus objetivos de aprendizaje identificados, y las pruebas estandarizadas ofrecen una forma de determinar si están cumpliendo o no con sus objetivos de aprendizaje identificados.

    3. Hacen que las escuelas rindan cuentas

    El valor de las pruebas estandarizadas va más allá de la escuela individual, especialmente cuando los resultados se utilizan para comparar el desempeño escolar a nivel nacional. Cuando los datos de las pruebas estandarizadas se generan a nivel nacional, esto permite realizar comparaciones entre regiones y ubicaciones geográficas, por lo que queda claro qué áreas carecen de educación y requieren un refuerzo adicional.

    Las pruebas estandarizadas son una forma instructiva para que los gobiernos obtengan un pulso sobre qué regiones se están desempeñando según el estándar, por encima del estándar y por debajo del estándar. En los casos en que los resultados están por debajo del promedio, esto expresa que se necesitan más apoyos o recursos para abordar la brecha educativa; mientras que, en áreas donde los puntajes de las pruebas fueron más altos, podemos mirar a esas escuelas para comprender lo que están haciendo mejor y aprender de ellas.

    4. Las pruebas estandarizadas son consistentes y uniformes.

    Las pruebas estandarizadas brindan un método confiable y objetivo para evaluar el rendimiento y el aprendizaje de los estudiantes. Si bien eliminar todos los aspectos de la imparcialidad es difícil cuando se trata de calificar las pruebas, ya que las pruebas estandarizadas requieren que todos los examinados respondan el mismo conjunto de preguntas, crea un mayor grado de consistencia y objetividad en los resultados de las pruebas.

    Las pruebas estandarizadas son calificadas por máquinas o revisores ciegos. Esta es otra medida que toman las pruebas estandarizadas para lograr un mayor grado de imparcialidad al evaluar los puntajes de las pruebas.

    5. Las pruebas estandarizadas son eficientes

    La mayoría de las pruebas estandarizadas son evaluadas por máquinas o IA, lo que hace que la evaluación de las pruebas estandarizadas sea eficiente, menos costosa y más lenta. Las pruebas estandarizadas son fáciles de procesar, generan cantidades significativas de datos educativos y crean una imagen de alto nivel del estado de la educación.

    Las pruebas esencialmente estandarizadas ofrecen a los organismos gubernamentales y reguladores un método eficiente y de bajo costo para extraer grandes cantidades de datos educativos sin la carga de los costos asociados sustanciales y la inversión de tiempo.

    6. Te permiten Comparar Estudiantes

    Los padres, los estudiantes, los maestros, las juntas escolares y los gobiernos en general se benefician de los datos de las pruebas estandarizadas para ver dónde se encuentra cualquier estudiante en particular según el promedio de calificaciones promedio. La suma de los puntajes de las pruebas permite a las escuelas hacer comparaciones internas de su desempeño, comparaciones entre escuelas en la misma área y escuelas en diferentes áreas.

    7. Son claros e inequívocos

    Los puntajes de las pruebas son en blanco y negro y no dejan lugar a la interpretación. Las evaluaciones de los estudiantes a menudo pueden estar cargadas de parcialidad y subjetividad por parte de la persona que corrige la prueba.

    Con pruebas estandarizadas, los resultados son inequívocos, claros e imparciales.

    8. Pueden motivar a los estudiantes

    Los estudiantes que quieren obtener buenos resultados en las pruebas estandarizadas están más motivados para estudiar y aprender el material del curso para obtener una mejor calificación. Para algunos estudiantes, una prueba estandarizada es un motivador efectivo para lograr que los estudiantes aprendan mejor y se tomen la escuela más en serio.

    Los estudiantes son muy conscientes de la importancia de los puntajes altos en las pruebas, particularmente con respecto a los SAT. Muchos estudiantes toman estos exámenes con seriedad y pasan mucho tiempo preparándose para que les vaya bien.

    9. Brindan consistencia en todos los programas educativos

    La educación no se limita al entorno de la escuela pública. La educación es ofrecida por diversas organizaciones, instituciones y hogares. Los padres que deciden educar a sus hijos en el hogar se benefician de las pruebas estandarizadas porque muestran si su enseñanza cumplió o superó los estándares de las escuelas públicas.

    De manera similar, las escuelas privadas y las escuelas chárter también se benefician de las pruebas estandarizadas al poder hacer estas mismas comparaciones entre su plan de estudios educativo y el de las escuelas públicas tradicionales.

    10. Inculcan buenos hábitos de aprendizaje

    Todas las pruebas requieren que los estudiantes se preparen para poder tomarlas y hacerlo bien. Las pruebas estandarizadas no son diferentes. Animan a los estudiantes a estudiar mucho, a desarrollar buenos hábitos de estudio que se mantengan y a aprender las material del curso.

    En última instancia, todo aprendizaje es un buen aprendizaje y, si bien las pruebas estandarizadas tienen varios problemas (que discutiremos), el objetivo subyacente de fomentar el aprendizaje y ver qué progreso se logra es un aspecto positivo de la educación que debe fomentarse.

    Contras de las pruebas estandarizadas

    1. No son Reflejos Precisos de la Capacidad del Estudiante

    Muchos estudiantes luchan con la realización de exámenes y se enfrentan a la ansiedad cuando se trata de este tipo de evaluaciones. El nivel de estrés, el estado de ánimo y el estado emocional pueden afectar la capacidad de una persona cuando se trata de completar este tipo de evaluaciones. Como resultado, es difícil saber si estas pruebas realmente reflejan las habilidades y competencias de los estudiantes.

    Para los estudiantes que enfrentan mayores dificultades para tomar exámenes, es posible que los exámenes estandarizados produzcan resultados inexactos que podrían tener otros impactos negativos en el bienestar del estudiante y en las posibles oportunidades futuras.

    2. Causan estrés

    Las pruebas estandarizadas pueden ser una fuente importante de estrés tanto para los estudiantes como para los profesores. Es bien sabido que muchos estudiantes no se desempeñan bien en las pruebas, sin embargo, esto no significa necesariamente que estos estudiantes tengan menos conocimientos o educación que los estudiantes que se desempeñan bien.

    Las pruebas estandarizadas crean ansiedad por el desempeño y muchos estudiantes se sienten abrumadoramente obligados por los puntajes de estas pruebas para ser aceptados en las mejores escuelas. Los maestros también son evaluados indirectamente por pruebas estandarizadas porque el desempeño de los estudiantes refleja qué tan bien se les está enseñando a los niños. Evidentemente, cuando los estudiantes no rinden bien por factores relacionados con el estrés, esto no se refleja negativamente en el profesor, aunque puede interpretarse de esa manera.

    3. Los maestros 'enseñan para el examen'

    Cuando los estudiantes necesitan preparar a los estudiantes para las pruebas estandarizadas, esto puede afectar la forma en que enseñan el material del curso y puede resultar en que los maestros "enseñen para el examen", en lugar del objetivo real de garantizar que los estudiantes comprendan realmente el material.

    Enseñar para el examen a menudo implica el aprendizaje de memoria (memorización de las respuestas) en lugar de un compromiso serio con el proceso de aprendizaje. El teórico de la educación Paolo Friere llamó a esto el "modelo bancario", que desalienta el pensamiento creativo y de proceso, y en cambio fomenta la memorización superficial de la información.

    Esto podría tener el efecto de una educación más superficial, o que los estudiantes solo entiendan el material a un nivel superficial, ya que están aprendiendo cómo hacerlo bien en la prueba en lugar de aprender los contenidos de la materia por sí mismos.

    4. Impactan negativamente en la autoestima de los estudiantes

    Cuando los estudiantes obtienen calificaciones bajas en las pruebas estandarizadas, es fácil que sientan que estas calificaciones son indicadores de su inteligencia general y su capacidad para hacerlo bien. Desafortunadamente, los puntajes de las pruebas pueden afectar seriamente el sentido de las capacidades educativas de un estudiante y pueden obstaculizar su progreso.

    Por ejemplo, si un estudiante no obtiene buenos resultados, es posible que simplemente crea que no es bueno en la escuela, que no es inteligente o que no está hecho para eso. En consecuencia, la actitud del estudiante hacia la educación y el aprendizaje se ve afectada y es posible que se desenganche al avanzar en su educación.

    5. Plantean barreras para oportunidades futuras

    El SAT (Scholastic Aptitude Test) es una prueba estandarizada que se utiliza para la admisión a universidades en los Estados Unidos. El SAT ha recibido importantes críticas en los últimos años, con casi 1600 escuelas en los EE. UU. optando por no participar en las pruebas estandarizadas como parte del movimiento de "prueba opcional".

    Los estudiantes que no obtienen buenos puntajes en los SAT tienen muchas más dificultades para ser admitidos en las mejores universidades e instituciones postsecundarias. El problema es que en los casos en que los puntajes del SAT no reflejan las habilidades individuales del estudiante, los resultados de sus exámenes afectan sus oportunidades futuras en función de esta evaluación inexacta de su temperamento y potencial académico.

    6. Favorecen desproporcionadamente a los estudiantes blancos

    Los estudios muestran repetidamente que los estudiantes que no pertenecen a minorías y los estudiantes blancos de comunidades más prósperas obtienen mejores puntajes en las pruebas estandarizadas que sus contrapartes que no son blancos.

    Si bien la disparidad en los resultados de las pruebas enfatiza la necesidad de abordar las brechas educativas en las comunidades desatendidas, la brecha también plantea dudas sobre la imparcialidad de las preguntas de las pruebas (u otros factores que podrían causar la disparidad).

    Cualquiera que sea la razón de la brecha en la educación entre los estudiantes blancos y los estudiantes no blancos, esta brecha en los puntajes de las pruebas crea una mayor desigualdad y un acceso desigual a la educación superior.

    7. La educación no es una situación de 'talla única'

    Todos somos diferentes, esto significa que todos aprendemos a un ritmo diferente y tenemos diferentes preferencias y aptitudes académicas. La educación no debe ser vista a través de un enfoque estándar o de 'talla única'; Dicho esto, las pruebas estandarizadas buscan aplicar la educación y comprender sus resultados de esta manera.

    Las pruebas estandarizadas no incluyen los diferentes estilos de aprendizaje y aplican el mismo conjunto de reglas para cada estudiante que completa la evaluación. Tratar a cada estudiante exactamente de la misma manera no reconoce formas importantes en las que aprendemos y entendemos los materiales educativos.

    8. Las pruebas estandarizadas no son exhaustivas

    Cuando se trata de pruebas estandarizadas, es importante que las escuelas no vean los puntajes de las pruebas como un reflejo integral de las capacidades académicas de un estudiante. Además de esto, las escuelas no deben basar sus decisiones de admisión únicamente en los resultados de las pruebas, porque esto ignora otros factores que son relevantes para las habilidades y competencias del estudiante.

    Confiar exclusivamente en los resultados de las pruebas estandarizadas para tomar decisiones sobre la admisión de los estudiantes a las escuelas daría como resultado que a muchos estudiantes se les niegue la admisión injustamente. El hecho de que un estudiante no se haya desempeñado bien en una sola evaluación no debería ser el único factor determinante para ingresar a una buena universidad o no. En estos procesos de admisión se deben considerar otras métricas para la evaluación de los estudiantes.

    9. Los estudiantes aprenden para la prueba

    Así como los maestros pueden enseñar para el examen, los estudiantes también pueden aprender a obtener buenos puntajes en el examen. El problema es que aprender a la 'prueba' subdetermina real aprendizaje de la materia prima.

    Esto fomenta el aprendizaje no por el hecho de aprender, sino por el hecho de obtener una puntuación alta en una prueba. Se debe alentar el aprendizaje para sus propios fines, y las pruebas estandarizadas se enfocan en los puntajes en lugar del aprendizaje en sí mismo.

    10. Los exámenes no muestran habilidades blandas de preparación para la universidad

    Los defensores de las pruebas estandarizadas argumentaron que las pruebas ayudarían a los estudiantes de secundaria a prepararse para la universidad y facilitarían la transición.

    A pesar de su creencia, los números cuentan una historia diferente. Los puntajes altos en las pruebas estandarizadas no se han correlacionado con una mayor preparación de los estudiantes para ingresar a la universidad. Tampoco está claro cómo resultaría en que los estudiantes estén más preparados para la universidad en primer lugar.

    Más bien, la cantidad de escuelas que están eliminando los requisitos para las pruebas estandarizadas se está disparando. Estas escuelas están haciendo que sea opcional para los estudiantes tomar exámenes estandarizados y son parte del movimiento de "pruebas opcionales".

    Conclusión

    Cuando se trata de pruebas estandarizadas, lo importante es que los puntajes de las pruebas no se vean como la imagen total de las habilidades de un estudiante, sino como parte de una evaluación o comprensión más amplia. Los datos de prueba deben usarse para obtener una idea general de cómo va la educación y si los objetivos de aprendizaje se están cumpliendo o no. Las pruebas estandarizadas no deben verse como integrales, y las escuelas no deben basar sus decisiones de admisión únicamente en los puntajes de las pruebas estandarizadas.

    Califica esta Publicación

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir

    Usamos cookies Política de Cookies