Estímulos Externos: Ejemplos y Definición

El término estímulos externos (singular: estímulo externo) se refiere a objetos o eventos que impactan en un organismo y provocan una respuesta sensorial, psicológica o conductual.

Los estímulos externos se describen comúnmente como estímulos que impactan en las 5 modalidades sensoriales: oído, gusto, tacto, vista y olfato.

Índice()

    Definición de estímulos externos

    El papel de los estímulos externos que afectan el comportamiento humano es un componente central del conductismo, propugnado por Pavlov (1927) y Watson (1913).

    El conductismo es una teoría del aprendizaje que postula que el comportamiento animal y humano es el resultado de asociaciones con estímulos ambientales, lo que se denomina aprendizaje por asociación.

    Este concepto también se conoce como condicionamiento clásico y se basa en gran medida en la investigación de Pavlov sobre asociaciones de estímulos.

    La investigación de Pavlov identificó que el aprendizaje ocurre cuando un organismo asocia la ocurrencia de dos estímulos. En sus estudios, Pavlov demostró que se podía entrenar a un perro para que salivara en respuesta a una campana porque previamente se había asociado con la comida.

    La comida naturalmente desencadena la salivación, pero debido a que el perro había escuchado la campana tantas veces justo antes de que se le diera comida, el perro comenzó a salivar cuando solo escuchó la campana, independientemente de la presencia de comida o no.

    De ahí nació la teoría del condicionamiento clásico.

    Existen dos tipos de estímulos en un escenario de condicionamiento clásico: el estímulo incondicionado (UCS) y el estímulo condicionado (CS).

    • El estímulo incondicionado Es un estímulo que desencadena naturalmente una respuesta en el organismo. Por ejemplo, la presencia de comida hace que un perro saliva de forma natural.
    • El estimulo condicionado es un estímulo que no tiene un significado inherente al organismo. Pero, debido a que se ha asociado repetidamente con el UCS, también comienza a evocar la respuesta del organismo.

    El mecanismo (externo) de estímulo y respuesta

    El condicionamiento clásico pone énfasis en los estímulos y el comportamiento externos. Esto se puede representar mediante un modelo descrito como SR (estímulo-respuesta).

    Los primeros conductistas rechazaron las referencias a los procesos mentales dentro del organismo porque no podían observarse ni medirse directamente. Si algo no se puede medir, entonces no se puede estudiar científicamente.

    Como dijo Watson,

    “La psicología, como la ve el conductista, es una rama puramente objetiva y experimental de las ciencias naturales que necesita tan poca introspección como las ciencias de la química y la física” (p. 176).

    Este modelo SR se amplió más tarde para incluir consecuencias (SRC) basado en la Ley del efecto de Thorndike (1898; 1905) y el trabajo de Skinner sobre el condicionamiento operante (1965).

    La Ley del Efecto se define como:

    “Las respuestas que producen un efecto satisfactorio en una situación particular tienen más probabilidades de ocurrir nuevamente en esa situación, y las respuestas que producen un efecto incómodo tienen menos probabilidades de ocurrir nuevamente en esa situación” (Gray, 2007, p. 106).

    Skinner (1965) investigó cómo los diferentes programas de refuerzo afectaban el comportamiento, lo que finalmente condujo a los principios del condicionamiento operante.

    Algunos programas de reforzamiento producen conductas frecuentes y duraderas, mientras que otros producen bajas tasas de conducta.

    Sin embargo, a medida que avanzaba el campo de la psicología, la aceptación de los estímulos internos y los procesos cognitivos se hizo más frecuente.

    La teoría del aprendizaje social de Bandura (1977) y sus estudios sobre el aprendizaje por observación ayudaron a marcar el comienzo de la inclusión de los procesos mentales como un área legítima de estudio científico. La adición de procesos mentales amplió el modelo aún más para
    SORC (como se presenta a continuación):

    • Estímulo: Condicionamiento visual, auditivo, olfativo, táctil, gustativo, clásico
    • Organismo: Cognición, emociones, factores de personalidad, procesos homeostáticos
    • Respuesta: Salivación, reflejo de sobresalto, acercamiento, evitación, lucha o huida
    • Consecuencia: Recompensas, castigos, programas de refuerzo, condicionamiento operante
    el estímulo, el organismo, la respuesta, la secuencia de consecuencias como se describe anteriormente

    Hoy en día, el estudio de los procesos mentales que ocurren dentro del organismo se conoce como psicología cognitiva o ciencia cognitiva.

    La psicología cognitiva ha sido valiosa en la comprensión de diversos trastornos psicológicos como la depresión, además de aspectos más mundanos de la vida relacionados con la formación de actitudes y persuasión en el comportamiento del consumidor.

    Otros estímulos orgánicos incluyen procesos homeostáticos como los que intervienen en la regulación de la temperatura corporal y los niveles de glucosa en sangre. Estos también pueden funcionar como estímulos internos e informar al organismo para buscar refugio del calor o ingerir nutrientes.

    Estímulos Internos vs Externos

    La diferencia fundamental entre los estímulos internos y externos es el punto de origen. Los estímulos internos emanan del interior del organismo, aunque a veces son el resultado del procesamiento de estímulos externos.

    Los estímulos externos incluyen la temperatura, los olores, las imágenes visuales, los objetos que se pueden ingerir, como alimentos y líquidos, y los estímulos táctiles. Las bacterias y los virus también son estímulos externos.

    Cada uno de estos estímulos se originan externamente; se codifican a través de modalidades sensoriales que luego crean percepciones, cogniciones y emociones de base biológica.

    Los estímulos internos, por otro lado, se originan principalmente desde adentro. Esto incluye procesos cognitivos como los involucrados en la resolución de problemas, la planificación o las funciones ejecutivas relacionadas con el control atencional y la autorregulación.

    Las emociones también son estímulos internos, así como los procesos homeostáticos mencionados anteriormente que indican cuándo el cuerpo necesita nutrición o modulación de la temperatura.

    Ejemplos de estímulos externos

    • Activación del Reflejo de Sobresalto: Un ruido fuerte repentino o un destello de luz brillante provocarán el reflejo de sobresalto en la mayoría de los mamíferos. Esta es una respuesta inmediata y programada a los estímulos externos.
    • El poder de la sugerencia: Pasar por una pizzería puede incluir estímulos tanto visuales como olfativos que pueden hacer que una persona tenga antojo de pizza, incluso después de comer, cuando el hambre debería estar saciada.
    • Expresiones faciales: Las expresiones faciales específicas, como las asociadas con la felicidad o la ira, pueden crear reacciones emocionales similares, aunque sutiles, en el espectador. Esto ocurre a través de las neuronas espejo que reaccionan a los estímulos faciales.
    • Activación de la respuesta de lucha o huida: La respuesta de lucha o huida ocurre cuando una persona se encuentra con un estímulo que pone en peligro su vida, como un animal salvaje peligroso o un objeto que se acerca rápidamente y que podría causar un daño corporal significativo.
    • Tejido suave y sedoso: Tocar suavemente ciertos tejidos como la seda crea una sensación agradable.
    • Azúcar: Los alimentos que contienen azúcar naturalmente saben bien. Las moléculas de azúcar impactan las papilas gustativas ubicadas en la lengua y crean una sensación placentera.
    • Apelaciones de mensajes: Los estímulos externos también pueden ser informativos. Los anuncios a menudo contienen información que está diseñada para ser persuasiva e influir en el comportamiento de compra de los consumidores.
    • Activación del Sistema Inmune: Cuando las bacterias o virus penetran en el organismo pueden provocar una respuesta del sistema inmunitario que intente destruir los estímulos externos invasores.
    • Activación de Náuseas: La ingestión de cierto tipo de estímulos externos en forma de alimentos en mal estado o compuestos venenosos puede provocar una expulsión violenta de la sustancia, lo que comúnmente se denomina vómito.
    • Dinero: La recompensa monetaria representa un estímulo externo altamente deseable y motivador para la mayoría de los seres humanos.

    Aplicaciones de la investigación de estímulo externo

    1. En meditación

    La meditación es una excelente manera de relajarse y conectarse a tierra, especialmente después de un día largo y estresante. También se ha utilizado en terapia para ayudar a pacientes que sufren trastornos de ansiedad.

    Al tratar de crear un entorno propicio para la meditación, los novatos y los practicantes incorporan una variedad de estímulos externos.

    Esto puede incluir tocar música suave, presentar fotos e imágenes de la naturaleza e incluso llenar el aire con aromas de aceites esenciales.

    Cada uno de estos estímulos externos ayudará a una persona a centrar su atención en su respiración y estados internos.

    2. En el tratamiento del abuso de sustancias

    Al tratar a un paciente con problemas de abuso de sustancias, hay muchos factores que pueden abordarse. La forma específica de tratamiento depende de la orientación teórica del terapeuta.

    Un terapeuta podría centrarse en abordar los conflictos internos subyacentes. Otro terapeuta podría dedicar más tiempo a observar los factores desencadenantes del entorno que están asociados con el comportamiento destructivo. comportamiento.

    Por ejemplo, ciertos lugares en los que la persona solía beber se han vuelto tan asociados con la bebida, que cada vez que se encuentran en ese ambiente, tienen un fuerte deseo de beber.

    La situación sirve como un estímulo externo que desencadena el deseo de beber. Por lo tanto, la eliminación de ese estímulo ayudará a disminuir la probabilidad de este comportamiento destructivo.

    3. En el tratamiento de las fobias

    Para alguien con fobia, un estímulo externo que ha sido asociado con un evento traumático puede generar intensos sentimientos de miedo y ansiedad.

    Por ejemplo, si un paciente tiene miedo a las arañas, la mera foto en blanco y negro de una araña puede crear miedo y ansiedad. En el tratamiento, el terapeuta le enseñará al paciente cómo desarrollar una respuesta corporal relajada a ese estímulo.

    Esto se logra entrenando al paciente para que controle su frecuencia cardíaca y respiratoria mediante la práctica de relajación progresiva.

    Una vez que ese estímulo ya no induzca miedo, el terapeuta presentará una versión ligeramente más intensa del estímulo, como una foto más grande y colorida o una araña de juguete muy pequeña colocada lejos en el piso.

    Este proceso continuará hasta que el paciente ya no se sienta ansioso en respuesta a cada estímulo. Eventualmente, durante un período de semanas o meses, incluso podrían sostener una araña real en la palma de su mano.

    4. En el tratamiento de la enuresis nocturna (enuresis nocturna, NE)

    Definido formalmente, mojar la cama es “micción involuntaria mientras se duerme después de la edad en la que se puede esperar razonablemente permanecer seco durante la noche” (Clínica Mayo). Afecta a 5-7 millones de niños en los EE. UU. (Sleep Foundation, 2022).

    El tratamiento más común para NE utiliza un sistema de alarma automático que se activa cada vez que se detecta líquido en la cama o en la ropa del niño.

    Como informa Adler (2011), aunque aún se desconoce el mecanismo subyacente detrás de la efectividad del sistema de alarma,

    “Existe un alto nivel de evidencia para usar una alarma para tratar la NE y esto tiene una eficacia bien respaldada... que aumenta con la duración de la terapia” (p. 17).

    5. Para potenciar el ejercicio físico

    Los estímulos externos en forma de música pueden mejorar el ejercicio físico al darle a la persona un impulso adicional de energía. Esto se puede ver en cualquier gimnasio local. Muchas personas usan auriculares durante su entrenamiento que reproducen música que les resulta personalmente motivadora.

    Lo más probable es que la música seleccionada sea de ritmo rápido con un ritmo atractivo o una letra que el oyente encuentre inspiradora de alguna manera.

    La música sirve como estímulo externo que aumenta la motivación y la energía.

    Conclusión

    Los estímulos externos son eventos u objetos que impactan en el organismo y provocan una respuesta. Hay cinco tipos principales de estímulos externos, cada uno correspondiente a una modalidad sensorial.

    Algunos estímulos externos, como un ruido fuerte repentino o el encuentro con un depredador mortal, activan una respuesta reflexiva en el organismo.

    Comprender cómo los estímulos externos pueden afectar a un organismo ha dado lugar a tratamientos para diversas fobias, trastornos de ansiedad y abuso de sustancias.

    Algunos tipos de estímulos externos, como la música, pueden generar una respuesta relajada útil en la meditación o un impulso de energía para un esfuerzo físico extenuante.

    La relación entre estímulos externos y respuestas representa dos componentes de un modelo más amplio de comportamiento humano que también tiene en cuenta el papel del organismo y el efecto de las consecuencias positivas y negativas.

    Referencias

    Aliso, R. (2011). Problemas con el control de esfínteres y orinarse en la cama (enuresis nocturna). Revista del Colegio de Psicólogos Clínicos de Nueva Zelanda, 21(2), 13-20.

    Bandura, A. (1977). Teoria de aprendizaje social. Prentice Hall.

    Ferster, CB y Skinner, BF (1957). Horarios de refuerzo. Nueva York: Appleton-Century-Crofts.

    Gris, P. (2007). Psicología (6el ed.). Worth Publishers, Nueva York.

    Pávlov, IP (1927). Reflejos condicionados. Londres: Oxford University Press.

    Skinner, BF (1965). La ciencia y el comportamiento humano.. Nueva York: Prensa libre.

    Thorndike, EL (1898). Inteligencia animal: un estudio experimental de los procesos asociativos en animales. The Psychological Review: suplementos de monografías, 2(4), yo.

    Thorndike, EL (1905). Los elementos de la psicología.. Nueva York: AG Seiler.

    Woodworth, RS (1929). Psicología (edición revisada). Henry Holt & Co., Nueva York. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0190740920322052

    Watson, JB (1913). La psicología como el conductista ve. Revisión psicológica, 20(2), 158-177.


    dave


    Dave Cornell (doctorado)


    El Dr. Cornell ha trabajado en educación durante más de 20 años. Su trabajo ha consistido en diseñar la certificación de docentes para el Trinity College de Londres y la capacitación en servicio para los gobiernos estatales de los Estados Unidos. Ha capacitado a maestros de jardín de infantes en 8 países y ayudó a hombres y mujeres de negocios a abrir centros para bebés y jardines de infancia en 3 países.


    cris

    Chris Drew (Doctorado)


    Este artículo fue revisado por pares y editado por Chris Drew (PhD). El proceso de revisión en Profesor servicial implica tener un experto de nivel de doctorado que verifique, edite y contribuya a los artículos. Los revisores se aseguran de que todo el contenido refleje el consenso académico de expertos y esté respaldado con referencias a estudios académicos. Dr. Drew ha publicado más de 20 artículos académicos en revistas académicas. Es el ex editor de Journal of Learning Development in Higher Education y tiene un doctorado en Educación de ACU.


    Califica esta Publicación

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Usamos cookies Política de Cookies