Teoría de la Mente: Ejemplos y Definición

La teoría de la mente es un concepto en psicología que se refiere a cómo alguien atribuye estados mentales, como creencias, intenciones, deseos y emociones, tanto a uno mismo como a los demás.

Esto no se limita solo a comprender lo que alguien podría creer o desear, sino que también se extiende a conjeturar su estado emocional y sus pensamientos.

Como no podemos ver directamente (solo experimentamos a través de sus expresiones faciales o palabras habladas) lo que la gente está pensando, el concepto ha sido acertadamente etiquetado como la 'teoría' de la mente.

Índice()

    Descripción general de la teoría de la mente

    Premack y Woodruff (1978) fueron los primeros en acuñar el término teoría de la mente (TOM), donde refiriéndose a la capacidad de comprender e inferir los estados mentales de los demás mediante la lectura de señales sociales.

    La teoría de la mente incluye la capacidad de inferir deseos, conocimientos, creencias e intenciones. Esto, a su vez, nos permite predecir los comportamientos de las personas antes de que ocurran y comprender las razones subyacentes detrás de los comportamientos de las personas.

    Tener una teoría de la mente nos permite navegar situaciones sociales complejas, empatizar con los demás y participar en interacciones sociales exitosas.

    Se cree que la capacidad de atribuir estados mentales a uno mismo y a los demás se desarrolla durante la primera infancia. La investigación ha demostrado que la incapacidad para atribuir estados mentales está relacionada con varias afecciones neurodivergentes, como el trastorno del espectro autista.

    Premack y Woodruff (1978) explican su idea de manera sucinta:

    “…uno infiere estados que no son directamente observables y uno usa estos estados anticipatoriamente, para predecir el comportamiento de otros así como el propio. Estas inferencias, que equivalen a una teoría de la mente, son, según nuestro conocimiento, universales en los adultos humanos. ” (pág. 525).

    Componentes de la Teoría de la Mente

    Hay varios componentes clave de la teoría de la mente que incluyen, entre otros:

    • Percepción: La capacidad de percibir y reconocer estados emocionales y mentales es necesaria para tener una teoría de la mente. Las personas con una fuerte teoría de la mente son perceptivo. La percepción puede incluir la capacidad de identificar las expresiones faciales, el lenguaje corporal y otras señales sociales que indican el estado emocional de una persona.
    • Contextualización: Para atribuir de manera más efectiva los comportamientos percibidos a un estado mental, necesitamos contextualización. Implica el uso de información situacional, experiencias pasadas, creencias culturales y normas sociales para comprender el estado mental más probable que tiene una persona en función de una situación determinada.
    • Tomando perspectiva: La toma de perspectiva se refiere a la capacidad de ponerse en el lugar de otra persona. Implica suspender tu propia perspectiva y mirar una situación desde el punto de vista de otra persona. Esta habilidad, a la que Piaget se refiere como "superar el egocentrismo", nos ayuda a comprender y predecir cómo se pueden sentir o reaccionar los demás en determinadas situaciones.
    • Predecir: La teoría de la mente nos ayuda a predecir cómo podría comportarse una persona en función de su estado mental. Por ejemplo, si vemos que nuestro esposo o esposa está de mal humor, podemos optar por darles el espacio que necesitan para refrescarse. Sin embargo, otro esposo o esposa de mal humor podría necesitar un abrazo; entonces, predecir se refiere tanto a comprender los estados mentales y la personalidad de un individuo, y poner los dos juntos.
    • Aprendizaje social: El aprendizaje social es el proceso de adquirir conocimiento a través de interacciones sociales. En parte, desarrollamos una teoría de la mente a través del aprendizaje social. A través de un compromiso sostenido con los demás, desarrollamos una comprensión de la conexión entre sus comportamientos y estados mentales.

    15 Ejemplos de Teoría de la Mente

    1. Una persona entra en una habitación y siente que hay un estado de ánimo tenso. La gente está callada y no hace contacto visual. Por lo tanto, son cautelosos para no ofender a nadie.
    2. Un niño ve a su hermano buscando un juguete en el armario equivocado y comprende que su amigo tiene una creencia falsa sobre dónde guarda el juguete.
    3. Una persona se da cuenta de que su amigo está molesto por su lenguaje corporal, tono de voz y estado de ánimo. Sienten una sensación de empatía.
    4. Mientras enseña su clase, un maestro observa a los estudiantes y ve en los rostros de los estudiantes que están confundidos y han perdido la pista, por lo que hacen una pausa, disminuyen la velocidad y brindan más aclaraciones.
    5. Alguien reconoce que su compañero de trabajo está estresado por la próxima fecha límite porque últimamente ha estado tenso y se ha quedado en el trabajo. Por lo tanto, ofrecen ayuda para aliviar su carga de trabajo.
    6. Durante una negociación salarial, un empleado infiere las prioridades y objetivos del empleador en función de sus reacciones y declaraciones. Entonces, el empleado ajusta su estrategia en consecuencia.
    7. Una persona está viendo una película y predice las reacciones y emociones de los personajes en función de la progresión de la historia, incluso si aún no se han mostrado en la pantalla.
    8. Un director de cine les pide a los actores que vuelvan a hacer la escena con una pausa más larga entre los comentarios para generar suspenso, sabiendo que esto ayudará a los espectadores a determinar mejor los estados mentales de los actores.
    9. Un conductor se da cuenta de que el coche que va detrás de él se acerca demasiado, por lo que infiere que el conductor debe estar muy nervioso y apurado. Reaccionan al estado de ánimo de la persona que está detrás haciéndose a un lado y dejándola pasar.
    10. Un niño entiende que no a todo el mundo le gustan las mismas cosas que a él y lo acepta. Entonces, cuando un amigo dice que quiere jugar fútbol en lugar de tenis, no lo encuentra inusual.
    11. Una madre ve que su hija sufre y comprende que su hija querrá revivir ese dolor para relajarse.
    12. Una mujer llega a casa del trabajo después de un día largo y estresante, se sirve un trago y se acuesta en su sofá. Su perro intuitivo se acerca y le da un abrazo silencioso por empatía.
    13. Una noche, en una fiesta, un chico le pide a una chica su número. La niña infiere algunas señales de alerta sobre su comportamiento y, pensando que no tiene las mejores intenciones, se niega a darle su número.
    14. Cuando dos personas de culturas completamente diferentes se comunican, debido a las diferencias culturales, puede ser difícil leer con precisión las señales, expresiones o gestos sociales.
    15. Jane tiene 4 años y puede entender si alguien está enojado, triste o feliz al descifrar las señales de observación.

    Estudios de caso y base de investigación

    1. Niños superando el egocentrismo

    Guión: Un niño entiende que no a todos les gustan las mismas cosas que a ellos y que las personas tienen preferencias individuales.

    Los niños muy pequeños tienden a ser extremadamente egocéntricos y, a menudo, no pueden relacionar o mentalizar los sentimientos de las personas que los rodean.

    Gradualmente, a medida que comienzan a comprender el mundo de manera más completa, entienden lo que molesta a las personas y hacen predicciones sobre cómo se sienten las personas en función de las señales visuales.

    Además, se dan cuenta de que no a todos les gustan las mismas cosas en la vida (p. ej., comidas, programas de televisión, automóviles, ropa, etc.).

    Según la teoría del desarrollo cognitivo de Jean Piaget, los niños superan este egocentrismo entre los 7 y los 12 años en lo que él llama la etapa concreta del desarrollo.

    2. Comprender la emoción

    Guión: Jane tiene 4 años y puede entender si alguien está enojado, triste o feliz al descifrar las señales de observación.

    Según Grazzani et al. (2018), la comprensión de las emociones de un niño se desarrolla alrededor de los 3-4 años de edad. Alrededor de estas edades, el control y la regulación de las emociones de los niños crece rápidamente.

    Alrededor de esta edad, también tienen una capacidad cada vez mayor para identificar, predecir y explicar las emociones tanto en ellos mismos como en los demás.

    Grazzani y colegas (2018) argumentan que los niños de 3 a 4 años trabajan para lograr el dominio de tres componentes iniciales:

    1. Capacidad para reconocer y explicar las expresiones faciales (como tristeza, felicidad, miedo e ira).
    2. Habilidad para entender cómo los factores situacionales impactan sobre la emoción.
    3. Capacidad para comprender que las necesidades y los deseos afectan a las emociones.

    3. Reconocimiento de no literales

    Guión: Una persona puede descifrar cuando alguien está hablando literalmente y no literalmente.

    Un aspecto clave de la teoría de la mente es la capacidad de inferir declaraciones y acciones no literales. Esta capacidad más avanzada para comprender los estados mentales es necesaria para navegar en las interacciones y situaciones sociales.

    Por ejemplo, una persona podría decir “¡Vaya, eres tan genial, verdad!” por dos razones: sinceramente, para decirle a alguien que estás impresionado por él, o irónicamente, para burlarte de su alto ego (Bosco et al., 2018).

    La capacidad de inferir ironía u otros tropos no literales es necesaria para los humanos.

    Bosco et al. (2018) afirman que los niños “comienzan a distinguir las mentiras de las bromas” alrededor de la edad de 7.

    Sin embargo, también argumentan que se requiere una investigación empírica más específica sobre la teoría de la mente para sacar conclusiones concretas (párrafos 13-14).

    Conclusión

    La teoría de la mente es una habilidad cognitiva y social esencial que un niño necesita desarrollar para llevarse bien en situaciones sociales. Nos ayuda a navegar la vida social, experimentar empatía, experimentar amor y brindar amor y apoyo a los demás.

    Referencias

    Beaudoin, C., Leblanc, E., Gagner, C. y Beauchamp, MH (2020). Revisión sistemática e inventario de medidas de teoría de la mente para niños pequeños. Fronteras en Psicología, 10. doi: https://doi.org/10.3389/fpsyg.2019.02905

    Bosco, F., Tirassa, M. y Gabbatore, I. (2018). Por qué la pragmática y la teoría de la mente no se superponen (completamente). Fronteras en Psicología, 9. https://doi.org/10.3389/fpsyg.2018.01453

    Byom, L. y Mutlu, B. (2013). Teoría de la mente: mecanismos, métodos y nuevas direcciones. Fronteras en la neurociencia humana, 7. doi: https://doi.org/10.3389/fnhum.2013.00413

    Grazzani, I., Ornaghi, V., Conte, E., Pepe, A. y Caprin, C. (2018). La relación entre la comprensión de las emociones y la teoría de la mente en niños de 3 a 8 años: el papel clave del lenguaje. Fronteras en Psicología, 9. https://doi.org/10.3389/fpsyg.2018.00724

    Krupenye, C. y Call, J. (2019). Teoría de la mente en animales: Direcciones actuales y futuras. Revisiones interdisciplinarias de Wiley: ciencia cognitiva, 10(6). Doi: https://doi.org/10.1002/wcs.1503

    Nonnenmacher, N., Müller, M., Taczkowski, J., Zietlow, A., Sodian, B. y Reck, C. (2021). Teoría de la Mente en Niños en Edad Preescolar: Influencia de la Depresión Materna y el Comportamiento de Auto-Consuelo de los Infantes. Fronteras en Psicología, 12. https://doi.org/10.3389/fpsyg.2021.741786

    Premack, D. y Woodruff, G. (1978). ¿Tiene el chimpancé una teoría de la mente? Ciencias del comportamiento y del cerebro, 1(4), 515–526. doi: https://doi.org/10.1017/s0140525x00076512


    Gregorio


    Gregorio Pablo C. (MA)


    Gregory Paul C. es un educador licenciado en estudios sociales y ha estado enseñando ciencias sociales de alguna manera durante 13 años. Actualmente trabaja en la universidad en un departamento internacional de artes liberales enseñando estudios interculturales en la región de Chuugoku de Japón. Además, administra programas semestrales de estudio en el extranjero para estudiantes japoneses y los prepara para los desafíos que pueden enfrentar al vivir en varios países a corto plazo.


    cris

    Chris Drew (Doctorado)


    Este artículo fue revisado por pares y editado por Chris Drew (PhD). El proceso de revisión en Profesor servicial implica tener un experto de nivel de doctorado que verifique, edite y contribuya a los artículos. Los revisores se aseguran de que todo el contenido refleje el consenso académico de expertos y esté respaldado con referencias a estudios académicos. Dr. Drew ha publicado más de 20 artículos académicos en revistas académicas. Es el ex editor de Journal of Learning Development in Higher Education y tiene un doctorado en Educación de ACU.


    Califica esta Publicación

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Usamos cookies Política de Cookies