Reconstrucción Social en la Educación: Definición y Ejemplos

La reconstrucción social en educación se refiere a un movimiento sociopolítico que tiene como objetivo transformar la sociedad a través del sistema educativo. El objetivo principal del reconstruccionismo social es cambiar la sociedad de manera que mejore el bienestar de todos los ciudadanos, con especial énfasis en ayudar a los desfavorecidos.

En la última parte del siglo XX, hubo una creciente preocupación internacional por las desigualdades sociales tanto en los países occidentales como en los no occidentales. La oportunidad educativa fue vista como una forma de crear una comunidad global más equilibrada y justa.

Este ideal fue facilitado por otros desarrollos: una creciente preocupación por el medio ambiente, el reconocimiento de la interdependencia de los ecosistemas y la supervivencia humana, y la difusión de tecnología que podría aumentar la disparidad existente o servir como herramienta para una distribución más justa de los recursos educativos.

Índice()

    Definición de Reconstrucción Social en Educación

    La filosofía de la reconstrucción social en la educación ha sido defendida por muchos, incluido John Dewey, quien afirmó que tenía como objetivo:

    “…moldear las experiencias de los jóvenes para que en lugar de reproducir los hábitos actuales, se formen mejores hábitos, y así la futura sociedad adulta sea una mejora en sí misma” (pág. 79).

    Sadker y Zittleman (2010) explican que el propósito de la reconstrucción social en la educación es para:

    “…escuelas, maestros y estudiantes a centrar sus estudios y energías en aliviar las desigualdades sociales generalizadas y, como su nombre lo indica, reconstruir la sociedad en un orden social nuevo y más justo” (pág. 284).

    Ejemplos de Reconstrucción Social en Educación

    1. Activismo Social y Seguridad Vial

    El salón de clases reconstruccionista es altamente interactivo y centrado en el estudiante, a pesar de que su propósito se enfoca mucho hacia el exterior en la transformación de la sociedad.

    Los estudiantes participan en debates sobre dilemas morales y desigualdades sociales, mientras que el profesor espera resaltar las implicaciones de las acciones de los estudiantes.

    Por ejemplo, tal vez la clase esté examinando el tema de conducir mientras se envían mensajes de texto, un problema social que puede tener graves consecuencias y es muy pertinente para los nuevos conductores adolescentes.

    El maestro puede organizar la visualización de un documental, así como una lista de oradores invitados que incluya un oficial de policía, una enfermera de la sala de emergencias o un familiar afectado por la pérdida de un ser querido que ocurrió como resultado de enviar mensajes de texto mientras conducía.

    Esto podría inspirar a algunos estudiantes a participar en estudios adicionales, producir una presentación oral o de póster, o desarrollar un plan de acción con el objetivo de afectar el problema en la comunidad.

    El papel del profesor es de asesoramiento. Pueden brindar orientación sobre técnicas de investigación, habilidades de escritura y presentación, o estrategias de activismo público que también serán aplicables en otros dominios temáticos.

    2. Agricultura Urbana

    Hay muchas desigualdades en la mayoría de los países que serían bien atendidas por una filosofía de reconstrucción social; la inseguridad alimentaria puede ser una de las más apremiantes. Según la BBC, cada año se desperdician aproximadamente 900 millones de toneladas de alimentos perfectamente comestibles.

    Aunque son numerosos los factores que producen esta catástrofe, también existen numerosas soluciones. Algunas de esas soluciones pueden ser promulgadas por los estudiantes.

    Por ejemplo, los estudiantes universitarios de agricultura podrían coordinarse con las comunidades desfavorecidas para diseñar e instalar granjas urbanas. La agricultura urbana es una solución viable que se puede implementar fácilmente en lotes y techos abandonados.

    Este es exactamente el tipo de proyecto de aprendizaje-servicio que se basa en proyectos, ayuda a los estudiantes a desarrollar habilidades prácticas y aborda una desigualdad social apremiante.

    3. Formación docente y justicia social

    Dado que la desigualdad social se ha convertido en una preocupación principal en algunos países occidentales, muchos académicos han reconocido el papel del sistema educativo en la introducción de los estudiantes a la variedad de males que existen.

    Kavanagh y Danielson (2020), por ejemplo, investigaron la forma en que se capacitaba a los maestros principiantes para enseñar sobre temas de justicia social. Desafortunadamente, descubrieron que había pocas diferencias en la forma en que se capacitaba a los maestros principiantes para enseñar sobre temas de justicia social en comparación con las materias tradicionales basadas en textos.

    Además, al examinar las prácticas en el aula de los docentes recién formados y las reflexiones sobre su enseñanza, los resultados reflejaron los resultados de su formación; los temas de justicia social se discutieron con mucha menos frecuencia.

    Como concluyen los autores:

    “Quizás ha llegado el momento de… un enfoque de formación de docentes anclado en la práctica de la enseñanza y orientado hacia el objetivo de la transformación social” (pág. 100).

    4. El kibutz: granjas colectivas en Israel

    Una manifestación algo diferente de la educación reconstruccionista social se puede ver en los kibbutzim en Israel, con el primero establecido en 1909 en Palestina.

    La característica más distintiva del kibbutz es que todos los niños son criados por educadores profesionales. Esto ocurre en los primeros años de vida.

    Esto asegura la igualdad de trato tanto para niños como para niñas, y evita los conflictos que inevitablemente suceden en la familia.

    Este tipo de educación y crianza colectiva de los niños perpetúa la filosofía del kibbutz y es más democrática y cooperativa que la educación tradicional.

    Todo el sistema educativo tiene un solo objetivo; preparar a la próxima generación para el modo de vida del kibbutz.

    5. Soluciones basadas en la ciencia a los problemas ambientales Medio ambiente

    Otro buen ejemplo de reconstrucción social en la educación proviene de un proyecto sobre administración ambiental. Los estudiantes de la Universidad de Indiana y la Universidad de Purdue participan en programas ambientales que benefician a una comunidad determinada.

    El programa es parte del trabajo de curso en su clase de introducción a la ciencia. El trabajo puede involucrar la restauración de humedales y ecosistemas de llanuras aluviales, la instalación de plantas nativas o la disminución de la erradicación de especies de plantas.

    Este tipo de esfuerzos brindan a los estudiantes la oportunidad de trabajar en asociación con miembros de la comunidad local y abordar una necesidad importante de la comunidad. Como se indica en la página web sobre este programa, éste:

    “…brinda a los estudiantes la oportunidad de experimentar directamente muchos de los temas discutidos en sus cursos, así como observar cómo las comunidades pueden trabajar juntas para resolver problemas ambientales”.

    Debido a que el programa se lleva a cabo en el contexto de sus estudios académicos, pueden ver cómo su participación está conectada con las metas de aprendizaje del curso.

    6. Pon algo de azul en tu escuela verde

    La conservación del agua es un problema global que afecta a todos los países. Este programa es un proyecto de aprendizaje basado en problemas que involucra a estudiantes de ciencias de secundaria en varios cursos, incluidos cursos de Ciencias de la Tierra, Ciencias Ambientales AP, Biología, Química o Ciencias Acuáticas.

    El objetivo del programa es que los estudiantes creen conciencia sobre la conservación del agua y apliquen prácticas de gestión del agua en la comunidad.

    El primer paso es que los estudiantes realicen un análisis exhaustivo de las prácticas de uso del agua de su escuela. Realizan mediciones detalladas y crean gráficos y presentaciones visuales de los datos.

    Luego, los estudiantes implementan los cambios estructurales y de comportamiento necesarios para que su escuela conserve el agua de manera más eficiente. Posteriormente, los estudiantes realizan una comparación pre-post del programa.

    Una vez que el programa ha demostrado resultados, se puede aplicar a otras escuelas de la comunidad.

    7. La Unión Soviética

    Algunas versiones del movimiento de reconstrucción social tomaron una forma muy política. En la antigua Unión Soviética, por ejemplo, la filosofía de Karl Marx inculcó la creencia de que el sistema educativo debe servir a los propósitos del gobierno.

    La población era vista como una fuente de mano de obra para construir un estado-nación más fuerte. Por lo tanto, las escuelas deben capacitar a los estudiantes para que participen en actividades productivas que ayuden al país a lograr el dominio en el escenario mundial.

    Al preparar a los estudiantes para este objetivo, las escuelas, en conjunto con el gobierno, identificaron a los estudiantes con un potencial especial en ciertos dominios, como el tecnológico o el atlético. Una vez identificados, esos estudiantes fueron guiados por un camino que maximizaría sus habilidades y apoyaría la ideología política del país.

    Otros estudiantes fueron preparados para trabajar en la agricultura o en las fábricas, según las necesidades del gobierno.

    8. Educación del carácter

    El reconstruccionismo social puede abarcar bastante. En cierto modo, cuantos más males existan en una determinada sociedad, más abarcadora debe ser la reconstrucción.

    Esto puede conducir a una tarea abrumadora para aquellos que toman en serio la reforma social. Uno debe preguntarse: ¿Dónde ¿comenzar?

    Bueno, a veces la mejor respuesta es la más simple... al menos para empezar. Para arreglar una sociedad que está compuesta por individuos, el lugar para comenzar será con esos individuos.

    Para muchos en el movimiento de reconstrucción social, ayudar a los estudiantes a convertirse en individuos integrales que tengan un fuerte carácter moral es la clave para desarrollar una sociedad mejor.

    Esto a veces se denomina educación del carácter. La educación del carácter es un término general para describir enseñar a los estudiantes a desarrollar el razonamiento moral, el civismo y la responsabilidad. También puede incluir otros atributos como: autodisciplina, compasión, gratitud, coraje, honestidad, justicia y humildad.

    9. Aumento de votantes por CIRCLE

    El Centro de Información e Investigación sobre Aprendizaje y Participación Cívica (CIRCLE) de la Universidad de Tufts ha desarrollado un marco basado en la investigación para fomentar la participación electoral.

    Desde una perspectiva construccionista social, una nación de individuos que votan es un componente esencial de una sociedad saludable.

    Debido a que el sistema educativo ha inculcado los valores apropiados de igualdad y justicia en los estudiantes, llevarán esos valores con ellos a la cabina de votación.

    El informe Growing Voters ofrece a las instituciones una guía detallada que facilita el desarrollo de la próxima generación de votantes.

    Al proporcionar recomendaciones prácticas para educadores, líderes comunitarios y formuladores de políticas, los resultados:

    “… cerrar las brechas electorales, expandir el electorado y apoyar una democracia estadounidense más equitativa y representativa”. Por lo tanto, sirviendo al bien público mayor.

    10. Una clase dividida: discriminación

    Una inequidad social en algunos países occidentales implica el tratamiento de las minorías. Las personas nacidas en grupos sociales, raciales y étnicos se encuentran en una gran desventaja con respecto a su futura carrera y trayectoria de vida.

    Desde una perspectiva construccionista social, las escuelas deben desempeñar un papel activo en la creación de una sociedad justa e imparcial donde todos los grupos sean tratados por igual.

    Esto es exactamente lo que la maestra de tercer grado Jane Elliott intentó hacer en 1968, poco después del asesinato del Dr. Martin Luther King, Jr.

    Un día anunció a su clase que había dos grupos de personas: ojos marrones y ojos azules. Los ojos azules eran superiores en muchos sentidos y, por lo tanto, disfrutarían de numerosos privilegios que se les negaban a los ojos marrones.

    Al día siguiente, los papeles se invirtieron.

    Casi instantáneamente, observó cambios significativos en el comportamiento de ambos grupos, dependiendo de si eran designados como superiores o no. Es una demostración notable del poder de la discriminación.

    También es un ejemplo destacado de cómo la pedagogía en el aula puede transformar la comprensión del mundo de un estudiante y tener un impacto duradero en el resto de sus vidas.

    Fortalezas del Reconstruccionismo Social

    1. El Bien Económico Mayor

    El objetivo principal de la reconstrucción social es la extensión de la igualdad a toda la sociedad. Los grupos desfavorecidos, como las minorías, reciben un trato justo y equitativo para producir un bien mayor. Si todos los grupos son fuertes y tienen las mismas oportunidades, toda la sociedad se beneficia.

    El bien mayor también significa que las oportunidades de empleo están disponibles para todos. No habría necesidad de bienestar ya que todos los miembros de la sociedad están empleados y tienen suficientes medios económicos para florecer y prosperar.

    2. Sociedad armoniosa

    Al aprender a cooperar con los demás y ver a todos como iguales, la sociedad misma se convierte en un santuario de armonía y paz.

    Las familias son totalmente funcionales y carecen de los conflictos habituales y la agitación psicológica.

    Estar en desventaja crea males sociales como la pobreza, el crimen y la adicción. Por lo tanto, una sociedad en la que todos prosperen y sobresalgan producirá una sociedad que funcione bien y sea saludable.

    La igualdad de género significa que tanto las mujeres como los hombres pueden seguir sus carreras y sus sueños individuales, eliminando así las guerras de género que tensan las relaciones de género.

    3. Centrarse en el cambio y el activismo

    Debido a que toda sociedad se encuentra en un estado continuo de evolución, es necesario que alguna institución o entidad cumpla la función de mantener las cosas bajo control.

    Como los males de la sociedad seguramente surgirán de vez en cuando, al inculcar ciertas creencias morales entre todos los miembros de la sociedad, los individuos estarán equipados con las herramientas necesarias para tomar medidas y restaurar el orden social cuando sea necesario.

    ¿Qué mejor entidad para llevar a cabo esta función que el sistema educativo? Afecta a todos los miembros de la sociedad y lo hace durante un período prolongado de tiempo. Además, los maestros están capacitados para inculcar los sistemas de creencias y metodologías necesarias en el alumnado.

    Los docentes no solo actúan como activistas sociales, sino que capacitan y preparan a los estudiantes para desempeñar esas mismas funciones.

    Críticas al Reconstruccionismo Social

    1. Idealismo

    Una fuerte crítica a la reconstrucción social en la educación es que los proponentes no reconocen la magnitud de la tarea que tienen por delante.

    Una sociedad compleja y pluralista poseerá una amplia gama de males. Esos males pueden ser sistémicos y estar bien arraigados en el tejido de la sociedad en muchos niveles.

    Los defensores de la reconstrucción esperan que casi todo se pueda resolver con educación. Además, los maestros pueden ejercer un cambio tan poderoso en sus alumnos que puede superar a otros agentes de socialización, incluidos los padres.

    Para algunos, parece que es probable que los esfuerzos de reconstrucción fracasen y, por lo tanto, los recursos educativos deben asignarse a objetivos más realistas.

    2. ¿Los valores de quién?

    Aunque el concepto de justicia e igualdad social parecería ser un objetivo valioso con el que todos estarían de acuerdo, la realidad es que muchas concepciones de la moralidad se basan en juicios de valor individuales.

    En una sociedad altamente pluralista, eso significa que el sentido de justicia de una persona puede no ser aceptado por una parte importante de la sociedad.

    Si ese es el caso, entonces la pregunta no es si la sociedad debe ser justa, sino ¿bajo qué definición de justo se debe usar?

    3. Ideologías políticas

    Algunas versiones del reconstruccionismo social en la educación especifican vínculos directos con la ideología política gobernante de la nación.

    Para aquellos en una sociedad democrática que valoran los derechos individuales y la igualdad de todos, eso parece perfectamente bien.

    Sin embargo, si el movimiento existe en un país comunista, en muchos sentidos, significa todo lo contrario. Todos los esfuerzos son para servir al propósito del estado, lo que significa subvertir el individualismo por nacionalismo y obedecer a la autoridad.

    Conclusión

    La reconstrucción social en la educación tiene el objetivo principal de hacer del mundo un mejor lugar para vivir, para todos.

    Al inculcar los valores y creencias adecuados en los estudiantes, esos atributos se extenderán por toda la sociedad y se arraigarán en la estructura de la nación.

    Los beneficios son numerosos, desde el aumento de las oportunidades económicas hasta la eliminación de los males sociales debidos a las desigualdades y los malos tratos.

    Los maestros pueden capacitar a los estudiantes para llevar a cabo proyectos que beneficien a las comunidades locales. Cuando tales actividades se acumulan con el tiempo y la geografía, todo el país se beneficia.

    En última instancia, la sociedad desarrolla sus propios mecanismos de reforma y cambio porque los miembros individuales están preparados y motivados para realizar dicho servicio por el bien de todos.

    Referencias

    Dewey, J. (1916). Democracia y educación. Nueva York: prensa libre

    Kavanagh, SS y Danielson, KA (2020). Practicando la justicia, justificando la práctica: Hacia la formación crítica del profesorado. Revista de investigación educativa estadounidense, 57(1), 69-105.

    Sadker, DM y KR Zittleman, 2018. Docentes, escuelas y sociedad: una breve introducción a la educación. 5.ª edición, Nueva York: McGraw-Hill Education.

    Sadker, D. y Zittleman, K. (2010). Docentes, escuelas y sociedad: Para acompañar a docentes, escuelas y sociedad. Nueva York: McGraw Hill.

    Martín, RJ (1994). Educación multicultural reconstruccionista social: diseño para la diversidad en la formación docente. Formación docente trimestral77-89.

    Mayne, H. (2014). El Enfoque Reconstruccionista Social de la Formación Docente: Un componente necesario para lograr una educación de excelencia y calidad para todos. Investigación en Educación Comparada e Internacional, 9(1), 48-55.


    dave


    Dave Cornell (doctorado)


    El Dr. Cornell ha trabajado en educación durante más de 20 años. Su trabajo ha consistido en diseñar la certificación de docentes para el Trinity College de Londres y la capacitación en servicio para los gobiernos estatales de los Estados Unidos. Ha capacitado a maestros de jardín de infantes en 8 países y ayudó a hombres y mujeres de negocios a abrir centros de bebés y jardines de infancia en 3 países.


    cris


    Chris Drew (Doctorado)


    Este artículo fue revisado por pares y editado por Chris Drew (PhD). El proceso de revisión en Profesor útil implica tener un experto de nivel de doctorado que verifique, edite y contribuya a los artículos. Los revisores se aseguran de que todo el contenido refleje el consenso académico de expertos y esté respaldado con referencias a estudios académicos. Dr. Drew ha publicado más de 20 artículos académicos en revistas académicas. Es el ex editor de Journal of Learning Development in Higher Education y tiene un doctorado en Educación de ACU.


    Califica esta Publicación

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Usamos cookies Política de Cookies